Beneficio de la duda

Minuto 89 de la semifinal de la Copa de Oro. México, el supuesto gigante de la CONCACAF, el que generaría millones de dólares en caso de pasar a la final, pierde 0-1 con Panamá, un rival que, en teoría, es más limitado futbolísticamente, que jugaba con 10 hombres desde el minuto 25 y que definitivamente no tiene el mismo que impacto mercadológico que el Tricolor.

beneficiodeladudaTras una jugada muy dudosa, el árbitro estadounidense, Mark Geiger, decide marcar penal. Después de casi diez minutos de reclamos panameños en la cancha,que incluso amenazaron con abandonar la cancha, e indignación por parte de los comentaristas mexicanos, Andrés Guardado transformó la pena máxima en anotación y le dio a la Selección Azteca la posiblidad de jugar tiempos extras ante ya una muy dismunuída Selección Panameña, que había sido mejor en el trámite del partido.

Ya en el Tiempo extra, México se encontró con otra pena máxima a su favor tras una clara sancadilla a Javier Orozco, que Andrés Guardado convertiría en gol para darle el pase a la final. La conferencia de prensa del DT Panameño no parecía otra cosa más que un funeral, confesó que pensó en retirarse al momento del penal. Los Jugadores Panameños acusaban de corrupta y ladrona a la CONCACAF. La prensa mexicana “se disculpaba” con los Canaleros, mientras que los diarios centroamericanos publicaban ofensas contra el árbitro y contra nuestro país, que iban más allá de lo futbolístico.

Con este background, todo parece indicar que era una estafa maestra de la CONCACAF para recuperar los billetes que habría de perder en patrocinios y taquillas si Jamaica y Panamá se enfrentaban en la final. La indignación de los panameños era normal, aúnque un tanto excesiva, motivada por el gran deseo de ganarle a México que tiene toda selección centroamericana que se cruce en su camino. El detalle de esperar el silbatazo final para correr con rumbo al árbitro como fiera enajenada no lo había visto yo en ningun lado. Ni por parte de los mexicanos vs Holanda, ni los españoles e italianos en Corea. Aún que, reitero que la frustración panameña era, hasta cierto punto, comprensible.

La indignación que a mi me parecía completamente fuera de lugar era la de la opinión pública mexicana. Desde la dupla de comentaristas más famosa de la TV, hasta el famoso tren que recorre Twitter cada que un acontecimiento importante sucede. Nadie le daba el beneficio de la duda al Juez Geiger (que ha pitado mundiales y es uno de los más importantes de la MLS) y aseguraban que estábamos frente al atraco del siglo, logrado mediante una conspiración digna de cualquier pelicula de Luis Estrada. Inclusive Luis García aseguraba en plena transmisión que el panameño Torres (quien por cierto, se aventó un partidazo) ni siquiera había tocado el balón con la mano. En Redes Sociales se leían todo tipo de comentarios en contra del Tricolor: “Qué Verguenza” “CONCACAF Ratera” “Ya que le den la copa a México”, entre los más comúnes. Hasta llegó a circular un video de un tipo quemando su propia playera, la de la Selección Nacional.

Me cae que nunca estamos contento con nada, ¿cuándo han visto que un inglés ponga en tela de juicio el mundial que su selección ganó en el 66? ¿Las semifinales a las que accedió Corea en el 2002 tienen un asterisco por haber llegado hasta aghí ayuda arbitral? ¿Los Argentinos dan como empate el partido vs Inglattera en el 86 por que uno de los dos goles que metió Maradona fue con la mano? ¿o no tiene válidez el mundial que ganaron, con supuesta corrupción, en el 78?

Ya con la cabeza más fría, después de ver 15 repeticiones y poniendo a la polémica jugada, en donde claramente Torres cae de una manera imprudente e interrumpe la trayectoria dle balón con su mano, fuera del contexto en el que se encontraba creo que el árbitro pudo haber tenido un error meramente humano, o incluso que esa jugada pudo haber sido marcada como penal en cualquier otra circunstancia y no pasaba ningún escándalo.

Finalizo diciendo que el enojo panameño es entendible, el error árbitral posible, pero la indignación mexicana por esa jugada es completamente injustificable. Lo que sí tendría justificación sería indignarse porque nuestra selección no ha jugado absolutamente ha nada todo el verano. Pero ese ya es otro tema…

Artículos relacionados

2 Comentario

  1. Adrián Romo

    Cabe mencionar que hasta entonces seguíamos quejándonos del famoso #NoEraPenal.

    Muy buena y polémica columna!!! Abrazo fuerte.

    Responder
    1. Ernesto Gómez

      Y es que ese también era muy marcable. Si lo marcan en un Puebla vs Santos de la Jornada 7, nadie dice nada. Es a criterio del referee.

      ¡Abrazo!

      Responder

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *